SIM es una comunidad de seguidores de Dios que se deleitan en adorarle a Él y tienen una pasión por el evangelio, buscando cumplir la misión de Jesucristo en el mundo. Somos una “Comunidad del evangelio” que:

Se Compromete con la Verdad Bíblica

Estamos comprometidos con la verdad bíblica y gozosamente afirmamos el cristianismo histórico y evangélico. Declaramos con valor a las naciones las buenas nuevas de vida nueva en Jesucristo.

Depende de Dios

“A través de la oración” y en fe dependemos de Dios para la provisión de todas nuestras necesidades. Demostraremos diligencia, integridad, cooperación y responsabilidad al cultivar y usar los recursos que Dios provee.

Se Dedica a la Oración

La oración es fundamental en nuestra vida y ministerio. “A través de la oración” alabamos a Dios, buscamos su dirección, pedimos recursos, e invitamos al Espíritu Santo a ungir nuestro ministerio.

Se Enfoca en Misiones

Estamos comprometidos a la tarea urgente e inconclusa de hacer discípulos de Jesucristo en todas las naciones. Al hacerlo deseamos trabajar en una relación de amor, confianza e interdependencia con iglesias y otras alianzas que comparten nuestra visión.

Se Centra en la Iglesia

Estamos comprometidos a ser una Misión que inicia, alimenta y prepara las iglesias para que sean la expresión de Cristo en sus comunidades y para evangelizar con una visión y acción intercultural.

Se Preocupa por las Necesidades Humanas

Humildemente reconocemos que la máxima necesidad humana es conocer a Dios. También creemos que Él nos ha llamado a un servicio compasivo y total en este mundo perdido a través de aliviar el sufrimiento, fomentar el desarrollo humano e impactar a la sociedad.

Desea ser una Familia Semejante a Cristo

Deseamos ser una comunidad transformadora dedicada a ser como Cristo en su amor, servicio, santidad y obediencia al Padre. Creemos que seguir el ejemplo de Cristo implica sacrificio, a veces privaciones, y aun hasta la muerte.

Crece y Aprende

Creemos en el valor y dones de cada miembro de SIM y de aquéllos a quienes buscan servir. Practicamos el discipulado participativo, el aprendizaje de toda la vida, el liderazgo consultivo, el desarrollo mutuo y el entrenamiento como disciplinas duraderas.

Se Fortalece por la Diversidad

Somos intencionalmente internacionales porque creemos que expresa la unidad del cuerpo de Cristo en el mundo. Creemos que seremos más eficaces en el ministerio al incorporar la riqueza de la diversidad cultural en SIM y celebrar nuestra unidad en Cristo.

Es Sensible a Nuestra Época

Responderemos con creatividad y valentía a las necesidades y oportunidades cambiantes bajo la guía del Espíritu Santo. Para ser eficaces y relevantes, nuestros ministerios, prioridades y estructuras están sujetos a una evaluación y adaptación continua.